La iglesia de Cristo y las denominaciones


Por Josué Hernández

La iglesia que Cristo estableció (Mat. 16:18; Ef. 5:23) expone la sabiduría de Dios (Ef. 3:10). Dios es glorificado en esta iglesia (Ef. 3:21). Esta iglesia pertenece a Cristo, porque él la ganó con su propia sangre (Hech. 20:28).
La iglesia del Nuevo Testamento, es el pueblo a través del cual Dios logra su propósito.
Esta iglesia bíblica existe para:
1) La exaltación de Cristo (Ef. 1:21-23).
2) La reconciliación (Ef. 3:6; 4:4).
3) La exhibición de la sabiduría de Dios (Ef. 3:10).
4) La gloria de Dios (Ef. 3:21).
5) La perfección de los santos (Ef. 4:11-16).

La iglesia de Cristo no es una denominación humana, nunca lo ha sido, y nunca lo será. Su propósito origen y propósito es divino, no de la humana sabiduría. En cambio, toda denominación es de origen humano y expone la sabiduría del hombre que la fundó, no la sabiduría de Dios.

Hay cinco evidentes características de toda denominación, que la distinguen de la iglesia que Cristo estableció:
1) Un nombre propio.
2) Una sede de gobierno terrenal.
3) Una obra centralizada.
4) Un credo, manual, disciplina o reglamento interno particular.
5) Una jefatura humana.

RESUMEN DENOMINACIONAL
-- La Iglesia Luterana, es el resultado de la obra de Martín Lutero (1524), un monje agustino.
-- La Iglesia Anglicana la fundó Enrique VIII en 1534, porque el Papa no le concedió el divorcio para casarse con Ana Bolena.
-- La Iglesia Presbiteriana la fundó Juan Knox, en Escocia, en el año de 1560.
-- La Iglesia Episcopal, una rama de la iglesia de Inglaterra, fue establecida por Samuel Seabury, en las colonias de Estados Unidos, en 1785.
-- El grupo de los Testigos de Jehová, fue organizado por Carlos Taze Russell quien inició esta denominación en Pensilvania, en 1879.
-- La Iglesia Metodista fue organizada por John Wesley, un teólogo anglicano, en Inglaterra, en el año 1739.
-- La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos días, es la obra de José Smith, quien inició este grupo en Palmyra, N.Y. en el año 1830.
-- La Iglesia Bautista se remonta al año 1609, cuando John Smith la estableció.
-- La Iglesia Unitaria, es el fruto de Teófilo Lindley, quien la estableció en Londres, en el año 1774.
-- La Iglesia Adventista del Séptimo día, es producto del esfuerzo de William Miller. Este grupo se organizó posteriormente, en 1860.
-- El Ejército de Salvación, lo comenzó Guillermo Booth, en Londres, en el año 1865.
-- La Ciencia Cristiana, es una religión que se remonta a 1879, con María Baker Eddy.
-- Las Iglesias Pentecostales y Asambleas de Dios comenzaron alrededor de 1914, en Hot Springs, Arkansas.
-- La Iglesia Católica es el producto de la apostasía (2 Tes. 2:1-12; 1 Tim. 4:1-3). El primer Papa del catolicismo fue Bonifacio III, el primero en ser coronado como “Pontifex Maximus” (Sumo Pontífice).

CONCLUSIÓN
La iglesia de Cristo puede ser identificada por medio de la comparación con la iglesia descrita en el Nuevo Testamento. Esta iglesia son las personas salvas en Cristo, el cuerpo del Señor (Ef. 5:23).
El evangelio de Cristo, es la semilla que produce la iglesia de Cristo en todo lugar (1 Ped. 1:22-5; Luc. 8:11). La semilla de éste evangelio produce exactamente lo mismo que produjo en el primer siglo: Cristianos no denominacionales.
Las personas que obedecen aquel evangelio bíblico, nacen de nuevo, y entran en la familia de Dios, la única iglesia del Señor (Hech. 2:38, 41, 47; Gál. 3:26-27; Rom. 1:16). En cambio, cuando la gente sigue doctrinas diferentes al evangelio original, van al error y se hacen miembros de una denominación, no de la iglesia que Cristo estableció.

Entradas populares de este blog

¿Es pecado, y digno de disciplina, el casarse con un incrédulo?

La alegría y el privilegio de ser miembro de una iglesia local fiel

¿QUIÉN ES SABIO Y ENTENDIDO ENTRE VOSOTROS?

“He aquí, en maldad he sido formado, y en pecado me concibió mi madre” (Sal. 51:5)

Matrimonio e inconversos

¿Qué tal si me tomo una cerveza?

En el Señor

Las clases bíblicas organizadas por la iglesia

¿Cuándo Es Consumado el Matrimonio?

Dejar, renunciar y corregir el pecado público