Entradas

Una iglesia ausente por vacaciones

Por Josué HernándezSe cuenta de cierta congregación que cerraba las puertas del local de reuniones en la época de vacaciones. Usted podía llegar al local y ver el letrero: “Cerrado por vacaciones”. Ellos habían acordado que en determinada temporada no se congregarían para así salir cada cual a recrearse en el entretenimiento y diversión. Con esto, obviamente, no señalamos el entretenimiento como algo malo en sí, sino que decimos que es malo que una iglesia local deje de hacer lo más básico que la distingue, es decir, congregarse, por la temporada de vacaciones. Hace unos días me preguntaron sobre un caso similar. Acerca de una iglesia local, compuesta por individuos de una misma familia quienes dejaron la localidad donde trabajan como congregación local por salir de paseo a otra región distante. Ciertamente, la pregunta demanda una respuesta bíblica, a saber, conforme al patrón de las sanas palabras (2 Tim. 1:13), procurando examinarlo todo (1 Tes. 5:21) y no pensar más de lo que está…

La distinción entre "evangelio" y "doctrina"

PorJosué Hernández


¿Hay alguna diferencia entre evangelio y doctrina? Algunos rápidamente afirmarán que sí, y presentarían una distinción ingeniosa entre “evangelio” y “doctrina”, tratándoles como dos cuerpos de información exclusivos y mutuamente excluyentes.
Se está promoviendo que la doctrina es una información que debe ser enseñada a los cristianos, y que el evangelio es una información que debe ser predicada a los inconversos, y ya que el evangelio salva al pecador, por lo tanto, el evangelio sería más importante que la doctrina, lo cual permitiría el extender la comunión a pesar de las diferencias doctrinales si las partes involucradas participan del “evangelio”.
Evidentemente, la consecuencia de semejante distinción arbitraria es un permiso para recibir en comunión al falso maestro si este a lo menos predica “el evangelio”. Luego, si algún grupo predica lo que se consideren elementos centrales del “evangelio”, a pesar de ser incluso una denominación, podría extenderse la c…

La fidelidad de Dios

"en la esperanza de la vida eterna, la cual Dios, que no miente, prometió desde antes del principio de los siglos" (Tit. 1:2).
Por Josué Hernández Las personas olvidan lo que han prometido (Gen. 40:23), por lo cual necesitamos de testigos (Rt. 4:2, 9, 11).  Sin embargo, los testigos también pueden olvidar, así que acudimos a contratos legales, donde las promesas y obligaciones tienen que ser cuidadosamente especificadas para que no haya confusión en la interpretación de las condiciones, y los participantes tienen que ser honestos, de lo contrario surgirán muchos problemas. Idealmente, sin embargo, un juramento resolvería toda disputa (Gen. 22:16; Sal. 110:4), y hubo un tiempo en el que la palabra del hombre constituía verdaderamente su compromiso, ¡y se mantenía la palabra a cualquier costo! Si todas las personas fueran leales, honorables y justas, entonces se podría confiar totalmente en el pacto hecho con el prójimo.  Así mismo, si todas las personas fueran totalmente since…

Confiando nuestro futuro a Dios

Por Josué Hernández
¿Cómo podemos manejar la incertidumbre del futuro en un mundo lleno de problemas? Algunos ponen su fe en el Gobierno, otros en el dinero y otros en la suerte, pero muchos ponen su esperanza en la supuesta capacidad de controlar el “qué” harán, el “cuándo” lo harán y el “cómo” lo harán (Stgo.  4:13-16) éstos últimos no han aprendido sus limitaciones. Ante la inminente amenaza de Asiria (701 A.C.), el profeta Isaías advirtió a Judá para que no confiaran su seguridad en el poder de Egipto, sino en “el Santo de Israel”, Jehová Dios de los ejércitos  (Is. 31:1).
De esto aprendemos una lección importantísima, sólo Dios puede brindarnos la verdadera y perdurable paz para enfrentar el futuro (Is. 30:15; cf. Fil 4:6-7). De la mano de Dios, el afán del mañana Mat. 6:34) lo podremos enfrentar con confianza (Fil. 4:13).Construyamos una mayor confianza en la providencia de Dios en nuestro futuro (Prov. 3:5-6;  Mat. 6:33).
La fe viene por oír la palabra de Dios (Rom. 10:17; Hech…

La iglesia que Cristo estableció no es una denominación

Por Josué Hernández
Así como resaltamos la diferencia entre “La iglesia de Cristo y las denominaciones”, y vemos el contraste entre las organizaciones religiosas humanas y la iglesia que Cristo estableció, en este artículo resaltaremos que la iglesia de la cual habla la Biblia no es obra del hombre, y no es una denominación.  Como ya hemos dicho, la iglesia que Cristo estableció (Mat. 16:18; Ef. 5:23) expone la sabiduría de Dios (Ef. 3:10) y Dios es glorificado en ella (Ef. 3:21).  Esta iglesia pertenece a Cristo porque él la ganó Cristo con su propia sangre (Hech. 20:28), por esto una manera bíblica de mencionarla es “iglesia de Cristo”, porque Cristo dijo que edificaría una iglesia que le pertenecería a él (Mat. 16:18), él la llamó “mi iglesia”.  Ésta es “la iglesia que pertenece a Cristo”.  Esta iglesia es el pueblo a través del cual Dios logra su propósito eterno en Cristo Jesús. 
Cristo, el Señor y fundador de su iglesia. Cuando Cristo dijo “iglesia” (Mat. 16:18; 18:17) él no se …

El fracaso por la avaricia

Por Josué Hernández Somos amonestados claramente “Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora” (Heb. 13:5). Sin embargo, y lamentablemente, lo que caracteriza a nuestra sociedad es la falta de contentamiento por la avaricia, el habitual amor al dinero. No me malentienda, el problema no es el dinero mismo, sino “el amor al dinero”, el cual es raíz de toda suerte de males (1 Tim. 6:10).
La avaricia no es un problema solamente de los ricos, es un problema en el corazón de toda persona que se haya enamorado del dinero, sea rico o no. No es difícil encontrar avaros quienes viven por el dinero y para el dinero. Ellos no tienen dinero, sino que el dinero los tiene a ellos. Cada costumbre de su vida gira en torno a lo monetario, y no están contentos con lo que tienen, sino que siempre quieren más. Adoran el dinero, el cual es su dios, pues la avaricia “es idolatría” (Col. 3:5). Y por consiguiente su estado de ánimo depende del dinero, y toda su vida se consume en…

La iglesia de Cristo y las denominaciones

Por Josué HernándezLa iglesia que Cristo estableció (Mat. 16:18; Ef. 5:23) expone la sabiduría de Dios (Ef. 3:10). Dios es glorificado en esta iglesia (Ef. 3:21). Esta iglesia pertenece a Cristo, porque él la ganó con su propia sangre (Hech. 20:28).
La iglesia del Nuevo Testamento, es el pueblo a través del cual Dios logra su propósito.
Esta iglesia bíblica existe para:
1) La exaltación de Cristo (Ef. 1:21-23).
2) La reconciliación (Ef. 3:6; 4:4).
3) La exhibición de la sabiduría de Dios (Ef. 3:10).
4) La gloria de Dios (Ef. 3:21).
5) La perfección de los santos (Ef. 4:11-16).La iglesia de Cristo no es una denominación humana, nunca lo ha sido, y nunca lo será. Su propósito origen y propósito es divino, no de la humana sabiduría. En cambio, toda denominación es de origen humano y expone la sabiduría del hombre que la fundó, no la sabiduría de Dios. Hay cinco evidentes características de toda denominación, que la distinguen de la iglesia que Cristo estableció:
1) Un nombre propio.
2)…

No olvidemos nuestra muerte

Por Josué Hernández
De todas las cosas que no debemos olvidar, hay una en la que muchos no quieren pensar. La realidad de la propia muerte (Sal. 39:4; 144:4; Ecles. 6:12; 8:8).
No estaremos para siempre en este mundo. Debemos admitirlo, aceptarlo y dejar de intentarlo.
Debemos aceptar nuestra vida limitada y buscar a Dios.La solución a la brevedad de la limitada vida humana es Dios (Sal. 90:1,12), y lo que necesitamos es su perdón (Sal. 90:8), porque nuestro problema es el pecado y Dios nos llama a la conversión (Sal. 90:3).

“Y oyó Dios la voz del muchacho…”

Por Josué Hernández
La Escritura dice de Abraham “Porque yo sé que mandará a sus hijos y a su casa después de sí, que guarden el camino de Jehová, haciendo justicia y juicio, para que haga venir Jehová sobre Abraham lo que ha hablado acerca de él” (Gen. 18:19).  Obviamente, Ismael aprendió del ejemplo de fe de su padre, y en el momento en que casi moría (tendría unos 16 años), la Escritura dice de Ismael: “…el muchacho alzó su voz y lloró. Y oyó Dios la voz del muchacho…” (Gen. 21:16,17). Claramente, el ángel dijo a Agar: “Dios ha oído la voz del muchacho en donde está” (Gen. 21:17).  No en vano, insiste la Escritura en que perseveremos en la crianza de nuestros hijos (cf. Deut. 4:9; 6:6,7,20-25). Un excelente ejemplo, en el Nuevo Testamento, de las consecuencias de la buena crianza es Timoteo (Cf. 2 Tim. 1:5; 3:15), quien fue instruido por su abuela y su madre. Sin duda alguna, la fe no se hereda, pero sí se aprende. La Escritura puede ser comprendida en gran manera “desde la niñez”.…

Criando hijos felices

Por Josué Hernández
Probablemente los niños no son las primeras personas que le vienen a la mente cuando usted piensa en el estrés, el afán y la ansiedad. Después de todo, no tienen cuentas que pagar, no tienen trabajo o ninguna otra responsabilidad sobre sus hombros. Sin embargo, los niños también pueden sentirse estresados y hasta deprimidos - y muchas veces de manera significativa. Ellos se preocupan por lo que pasa en casa, por la actitud de sus padre ante la vida, por la relación de sus padres en el diario vivir, por hacer amigos, por tener éxito en la escuela, etc...Aunque el estado natural de un niño es ser feliz, vibrante y curioso, un alto porcentaje de los niños y adolescentes llegan a deprimirse y vivir sin fe.En realidad, muchas de las mismas preocupaciones que a usted lo hacen sentir ansioso, afanado y triste, tienen el mismo impacto en sus hijos. Y es usted, como padre y madre, que puede hacer la diferencia significativa en el estado emocional y la paz en el corazón de s…

Identificando a los falsos maestros

Por Josué Hernández


Cristo, sus apóstoles, y otros predicadores bíblicos, específicamente identificaron por nombre a falsos maestros y sus falsas enseñanzas. Esto es objeto de desaprobación de parte de los culpables del error o de los que están desinformados acerca de este noble deber en el pueblo de Dios. Ciertamente, hay grandes beneficios por identificar por nombre a falsos maestros y sus falsas enseñanzas.

Cada cual es responsable de sus acciones (cf. Gal. 6:5; Sant. 3:1), y la enseñanza pública invita a la opinión pública. El que se expresa públicamente no puede restringir la evaluación pública de sus palabras y actitudes. Cuando alguno no quiere ser sometido a examen por lo que enseña, y como lo enseña, está esquivando su responsabilidad. Pablo fue sometido a examen, y el buen ejemplo de los bereanos ha quedado patente por Lucas en el registro inspirado (Hech. 17:11). Somos amonestados por el propio apóstol Pablo a examinarlo todo (1 Tes. 5:21) y el apóstol Juan nos indica lo m…

¿Es correcto realizar dos actos de adoración de manera simultánea?

¿Se puede participar de la cena del Señor a la vez que la iglesia está cantando un himno, o viceversa?

Por Josué Hernández. 

Acabo de recibir una pregunta de un hermano, que si bien entiendo, hace referencia a la realización de otro acto de adoración adicional, que es cantar a Dios y unos a otros (Col. 3:16; Ef. 5:19) “mientras” se participa de la cena del Señor (1 Cor. 11:17-34).  Es decir, que determinada iglesia local realiza dos actos de adoración de manera simultánea.

Sabemos que hay cinco actos de adoración que realizamos los cristianos: La oración (1 Cor. 14:15), el estudio de la palabra de Dios (Hech. 20:7; 1 Cor. 14:26-33), la entonación de salmos, himnos y cánticos espirituales (Col. 3:16; Ef. 5:19), la participación de la cena del Señor (Hech. 2:42; 20:7), y la ofrenda monetaria individual para la obra de la iglesia local (1 Cor. 16:1-2).
Dos de estos cinco actos de adoración son exclusivos del “día del Señor”, el día primero de la semana: La colecta dominical (1 Cor. 16:1-2)…

Necesidad, necesitado

Por Josué I. HernándezLa Biblia define a una persona "necesitada" como alguien que carece de alimentos y ropa.  Pablo dijo Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto” (1 Tim. 6:8). A la vez, la parábola del buen samaritano expande el concepto de "necesidad" para que entendamos que también involucra asistencia médica y vivienda (Luc. 10:30-35).
En resumen, "necesitado" es aquel que carece de aquello que es necesario para el cuerpo (Sant. 2:16; Hech. 2:44,45; 4:32-5:1). Y debemos reconocer también, que un hermano podría tener lo necesario para el diario vivir (ropa adecuada al clima, comida suficiente, y una vivienda) y estar muriendo a la sombra de una clínica por la necesidad de acceso a una atención médica específica. Sin embargo, el enfoque de este artículo es que no toda llamada "necesidad" de nuestro siglo moderno, es en realidad una "necesidad" biblicamente hablando.Sabemos que uno de los usos especificados e…

Interpretaciones subjetivas de sentimientos y experiencias

Por Josué I. Hernández

¿Escuchaste alguna vez la historia de un granjero que decidió dejar la agricultura y convertirse en un predicador? Cuando se le preguntó por qué tomó tal decisión, el granjero dijo: "Dios me llamó a predicar". Y cuando se le preguntó cómo lo llamó Dios a predicar, dijo que un día vio nubes en el cielo que se parecían a las letras "V", "P" y "C", e interpretó que las nubes significaban "Vayan a predicar a Cristo". Entonces, cuando se le preguntó cómo sabía que esas letras no representaban "Vayan a Plantar Calabazas", el granjero se quedó sin palabras, no sabía qué responder. Esto ilustra el problema de basar las creencias religiosas en interpretaciones subjetivas de sentimientos y experiencias. En tal caso, siempre quedas con el problema de asumir por qué tal sentimiento signifique una cosa y no otra. Un anciano mormón me dijo una vez que orara y preguntara en oración si el Libro de Mormón era de Dios. Cuan…

Matrimonio e inconversos

Por Josué I. Hernández


Dos nuevas afirmaciones se oyen de entre hermanos confundidos. Unos dicen que Dios no une en matrimonio a los inconversos, pues la ley de Cristo es sólo para los cristianos, y los del mundo debido a que no viven bajo la ley de Cristo no podrían ser unidos por Dios en matrimonio. Otros afirman que Dios no casa a los cristianos que entran en el vínculo matrimonial con inconversos, pues tales matrimonios son una maldad y están prohibidos por Cristo, así que no serían jamás unidos por Dios en matrimonio. A pesar de la confusión anterior, Dios nos instruye por medio de su palabra para que creamos que la ley de Cristo (1 Cor. 9:21; Gal. 6:2) es obligatoria para toda la humanidad, y por lo tanto, la enseñanza de Cristo respecto al matrimonio está en vigencia para todos, hasta el fin de los tiempos. Luego, por la lectura cuidadosa de la sagrada Escritura, somos informados que la palabra de Cristo ha de juzgar a todos (Jn. 12:48; Hech. 10:42; 17:30,31). 
Aquellos que afirma…

Ministros

Por Josué I. Hernández

En el Nuevo Testamento, el término “ministro” (griego, diakonos) es un sustantivo que se usaba de aquel que “servía”.
Hoy, se entiende que “ministro” es el título de quien predica desde un púlpito y/o forma parte del clero. Tal definición ofrecida por la tradición moderna es totalmente inadecuada. Aun cuando el término “ministro” aparece en las Escrituras, el uso moderno de la palabra no es bíblico sino denominacional.

El término DIÁCONO es una transliteración de la palabra griega DIAKONOS (como antes dijimos), y su significado es SIERVO, y su acción es un SERVICIO.

El apóstol Pablo dijo: “porque es servidor de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo, teme…” (Rom. 13:4), pero con esto el apóstol no dijo que el gobierno es un diácono en algún sentido religioso, ni un ministro denominacional. Aquí, Pablo enfatizó el SERVICIO o "ministerio" del gobierno en la sociedad.
El apóstol Pablo también dijo: “Pues os digo, que Cristo Jesús vino a ser siervo de la circ…

La alegría y el privilegio de ser miembro de una iglesia local fiel

Por Josué I. Hernández 


La iglesia del Señor fue concebida, diseñada, propuesta y ordenada por Dios desde la eternidad (Ef. 3:10,11). Es una institución espiritual que, en el sentido universal, está formada por todos los que van siendo salvos (Hech. 2:47).
El Señor no le asignó alguna organización, u obra colectiva, a la iglesia universal. Sin embargo, el Señor, en su sabiduría, sí le dio organización y obra a la iglesia local.

La iglesia en Filipos es un buen ejemplo de santos que adoran y trabajan con obispos y diáconos (Fil. 1:1). Cuando Pablo llegó a Jerusalén, buscó identificarse con semejante iglesia local. Pero, algunos le tenían miedo, debido a su pasado, y Bernabé tuvo que intervenir y asegurarles a los discípulos que Pablo era verdaderamente uno más de sus hermanos (Hech. 9:26-28). Tenemos varios ejemplos de iglesias locales de Cristo de las que leemos en el Nuevo Testamento, entre ellas están Antioquía, Corinto, Tesalónica, las siete iglesias de Asia, y otras muchas (Rom. 16:1…

Las clases bíblicas organizadas por la iglesia

Por Wayne Partain
Introducción.
Algunos hermanos dicen que tales clases no son autorizadas por la Biblia, afirmando que la iglesia debe enseñar solamente en la asamblea. Tales hermanos no saben distinguir entre la iglesia y clases bíblicas.I. La Biblia no especifica los arreglos que la iglesia puede o no puede hacer para enseñar.
Por eso, los argumentos de los hermanos anticlasesbíblicas es puro razonamiento humano. Además, ellos son inconsecuentes, pues las iglesias anticlasesbíblicas tienen programas de radio y televisión, imprimen y reparten literatura, tienen debates, tienen escuelas para predicadores, escuelas de música para entrenar a los directores de cantos, etc.II. Estos hermanos dicen que hay dos arreglos o dos maneras de enseñar: públicamente y por las casas (Hech. 20:20) y que las clases bíblicas no son arreglos privados sino públicos y, por eso, no son autorizadas.
Pero Hech. 20:20 no habla de dos arreglos dos maneras de enseñar, sino de lugares públicos y lugares priv…

¿QUIÉN ES SABIO Y ENTENDIDO ENTRE VOSOTROS?

Santiago 3:13-18Por Josué I. Hernández
En su mensaje acerca de la sabiduría, Santiago menciona dos tipos opuestos. Una es terrenal, la otra celestial. Ambas tienen una fuente, una naturaleza y una clase de fruto.La sabiduría celestial "es primeramente pura", después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos. Expresándose dicha sabiduría, como leemos, en la buena conducta, y no por palabras solamente. Santiago nos enseña que las acciones hablan más fuerte que las palabras. 
Sin duda alguna, esta sabiduría celestial glorifica a Dios como su autor, para el progreso de su causa entre los hombres.Esta sabiduría es una que desciende del cielo como don de Dios al creyente que la pide (cf. Stg. 1:5,17) y trabaja su corazón por ella (cf. Prov.  1:7; 2 Tim. 3:15). Entonces, se hace evidente en la toma de decisiones que siempre dependen de la voluntad de Dios y que están en armonía con ella. Manifestando siempre su primaria característica: "pura".Pure…