Entradas

“Escrito está también”

Por Josué Hernández

Cuando Satanás tentaba al santo Hijo de Dios, citó la Escritura, el salmo 91. En su relato del evangelio, Mateo registra lo sucedido con las siguientes palabras: “Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, y, en sus manos te sostendrán, para que no tropieces con tu pie en piedra.Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios” (Mat. 4:5-7).
Al decir “también”, el Señor indicó que “además” de la revelación en el salmo 91 había más revelación por examinar. La respuesta de Cristo nos enseña que un pasaje de la Escritura no agota todo lo que Dios ha dicho sobre un tema, y que será necesario estudiar toda la revelación de Dios acerca de algún asunto o materia para formarnos una opinión adecuada.
A la vez, por la respuesta de Cristo, aprendemos que una opinión que no considera la revelación completa de Dios en…

Alentando la inasistencia

Por Josué Hernández

El título del presente artículo es sorprendente, ¿quién querría alentar la inasistencia a los servicios de reunión de la iglesia loca? Parece una locura. Simplemente no lo esperamos, pues no queremos alentar el pecado participando en él. Hemos sido llamados a reprender las obras de las tinieblas, sin participar en ellas (Ef. 5:11). Sin embargo, “iglesias de Cristo” están alentando a hermanos irresponsables, inconstantes, y rebeldes, que no se congregan fielmente. En estas congregaciones se permiten excusas tales como:
No me congrego a menudo porque tengo que trabajar (esta misma excusa se usa para “estudiar”).La reunión del domingo es la principal, las demás reuniones son secundarias.Mi esposo no me deja asistir a las reuniones.Tengo una relación personal con Dios, leo la Biblia en mi casa y oro en ella.Los horarios de reunión interfieren con los horarios de mi familia.
La lista fácilmente puede ser más larga, pero con esto ya tenemos una adecuada idea del problema. A…

Reacciones inadecuadas ante la pandemia del Covid-19

Por Josué Hernández

Hermanos sinceramente equivocados, están citando textos bíblicos fuera de su contexto en una postura indiferente, e incluso, irresponsable, frente a la pandemia del Covid-19. Es más, varios tipos de bromas (memes) han sido publicados en las redes sociales por “cristianos”, haciendo burla de una tragedia sin la menor consideración y sobriedad. Hermanos en Cristo han olvidado que somos la sal de la tierra y la luz del mundo (Mat. 5:13-16), y han publicado su burla de la manera más evidente sin consideración de amor. Cuando otros sufren no es momento de reír (Rom. 12:15).
No debemos preocuparnos
Los cristianos “no debemos preocuparnos”, dicen algunos, y citan pasajes de la Biblia, que no aplican en su contexto, jugando con el sustantivo “preocupación” y el verbo “preocuparse”, para luego abogar por algún tipo de cuidado providencial que librará a todo cristiano del peligro y que nos permite criticar al mundo desde nuestra calabacera (Jon. 4:1-11).
Cuando estudiamos las …

Ama a tus hijos amando a tu cónyuge

Por Josué Hernández

La crianza comienza con los padres. Los padres unidos en matrimonio serán lo que el cimiento es para un edificio. Si queremos hijos firmes en los valores correctos, los padres deben proporcionarles la base estable que ellos tanto necesitan. Dios es el autor del hogar, y lo hizo creando un hombre y una mujer para que se uniesen en matrimonio y criaran hijos (Gen. 2:18-25). El orden del que leemos en la Biblia es sencillo de comprender. Un matrimonio piadoso como base del hogar, y luego, hijos criados en amor por estos padres.
Pero ¿cómo pueden los padres demostrar el amor a sus hijos? Los padres amarán a sus hijos si estos padres se aman entre sí primero. El apóstol Pablo escribió un mandamiento para las ancianas: “que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos” (Tito 2:4). Si leemos con cuidado, notamos que es imposible amar a los hijos sin amar al marido, o la esposa, primero. El mismo patrón lo tenemos en la epístola a los Efesios (Ef. 5:22-6:4…

Temo por vosotros

Por Josué Hernández

Temo por vosotros, que quizá en vano he trabajado por vosotros” (Gal. 4:11)
En su primer viaje de predicación desde Antioquía, Pablo viajó a la región de Galacia, y varias iglesias fueron establecidas por la gracia de Dios (Hech. 13,14). Pocos años después, el apóstol estaba preocupado por el bienestar espiritual de los gálatas (Gal. 4:11,19,20), y les escribió una carta de amonestación. El amoroso apóstol no quería que sus amados gálatas se perdieran (Gal. 5:7). Y, como buen cristiano, el apóstol Pablo permanecía atento y preocupado (cf. 2 Cor. 11:28).
No temió a los gálatas sino por o acerca de ellos; temió que ellos se perdieran por mezclar el judaísmo con el evangelio. Pablo temía por ellos porque se preocupaban mucho por "los días" pero no se preocupaban por "la verdad del evangelio". Temía por ellos porque al principio "corríais bien" pero ahora "Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó" – Wa…

Sirviendo a Cristo en familia

Por Josué Hernández

¿Dónde están aquellas familias piadosas de las cuales nos hablaron nuestros padres? Ya no vemos en las iglesias del Señor aquellas familias piadosas de antaño, a esos padres junto a sus hijos, todos “en familia”, involucrados diligentemente en las cosas del Señor. Sabemos de aquellas historias maravillosas, ciertamente, inspiradoras, pero que chocan con la realidad presente.
Ahora, cuando preguntamos a los padres por la inasistencia de sus hijos a las reuniones de la iglesia, los excusan con argumentos endebles, procurando justificarles sin la mayor preocupación. Abuelos se congregan con sus nietos, porque los padres no tienen interés alguno, o simplemente, abandonaron a Dios y a su pueblo. Padres solteros, o divorciados, luchan día a día con la crianza mientras gran parte del día deben trabajar en lo secular. En fin, se ha hecho más usual el observar familias desintegradas. Y todo esto no es extraño, si consideramos la alta tasa de divorcios, la impiedad general, el …

Vestirse para “matar”

Por Josué Hernández

Esta es una frase común, “vestirse para matar”. Y, la falta de pudor puede “matar” al prójimo. Este asesinato es uno en primer grado, en el sentido espiritual, al hacer tropezar a otros para que caigan.
La moda de la mayoría arrastra con su fuerza, y la corriente es poderosa. La tendencia es producir codicia, flirtear, jugar con la sensualidad, ser abiertamente sexuales, al “vestirse para matar”.
Dios aprecia la modestia
Aprendemos sobre el pudor (vergüenza, recato) en varios lugares de la sagrada Escritura (ej. 1 Tim. 2:9). Dios ha sido elocuente, esperando nuestro recato al vestir. Expresamente lo ha requerido, e implícitamente lo ha demandado. Obviamente, Dios está preocupado por el uso que demos a nuestros cuerpos, los cuales tienen un propósito espiritual (cf. 1 Cor. 6:19,20). Por lo tanto, no es extraño leer como Dios nos enseña elocuentemente lo que él considera desnudez (Gen. 3:7-10; Ex. 28:42, 20:26, Is. 47:2-3).
Las sagradas Escrituras nos enseñan que la rop…

Inventado "oficios" en la iglesia local

Por Josué Hernández

Se ha hecho popular entre hermanos el designar "Líderes" en la iglesia local, lo cual es un invento de la sabiduría humana, porque no hay revelación de tal cosa en el Nuevo Testamento (cf. Hech. 14:23). Estos líderes llegan a proceder como ancianos, pero sin cumplir los requisitos para ello (ej. 1 Tim. 3:1-7).
Otros hermanos están inventando el cargo de "Colaboradores", de lo cual tampoco leemos en el Nuevo Testamento como un oficio determinado en una iglesia local (cf. Fil. 1:1).
Considerando, brevemente, el uso neotestamentario de “colaborador”, aprendemos que: -- Los apóstoles colaboraban con Dios (cf. 2 Cor. 6:1). -- El predicador fiel es “colaborador” de Dios (1 Cor. 3:9; 2 Cor. 1:24). -- Los cristianos en general pueden “colaborar” apoyando el ministerio (servicio) de un predicador del evangelio (Rom. 16:3,9,21; 2 Cor. 8:23; Fil. 2:25; 4:3; Col. 4:11; 1 Tes. 3:2). -- Todo cristiano es llamado a “colaborar” con la verdad (cf. 3 Jn. 1:8).
En resume…

La desaprobación bíblica para el uso de instrumentos musicales en el culto cristiano

Por Josué Hernández

La aprobación y uso popular de diversos instrumentos musicales para alabar a Dios es una doctrina desconocida en el Nuevo Testamento y relativamente nueva en la historia de la humanidad. El sustantivo “doctrina” hace referencia a una determinada enseñanza, ya sea aquello que se enseña (Mat. 7:28) como el acto mismo de enseñar y dar una instrucción (Mar. 4:2).Además, “doctrina” puede involucrar una tradición humana que oponiéndose a la doctrina bíblica resulta pecaminosa (ej. Mat. 15:6).En este caso estamos tratando con una doctrina de los hombres que se opone a la doctrina de Cristo (2 Jn. 9) en el acto de “cantar” como Dios manda (Ef. 5:19; Col. 3:16). A pesar de que varios defensores de los instrumentos musicales lo niegan, cuando tratamos con el uso de instrumentos musicales para el culto cristiano, estamos frente a una “falsa doctrina” resultante de la apostasía (2 Tim. 4:3-4) con la cual se quiere dejar en el ámbito de la preferencia el uso de instrumentos musica…