Confiando nuestro futuro a Dios


Por Josué Hernández

¿Cómo podemos manejar la incertidumbre del futuro en un mundo lleno de problemas? Algunos ponen su fe en el Gobierno, otros en el dinero y otros en la suerte, pero muchos ponen su esperanza en la supuesta capacidad de controlar el “qué” harán, el “cuándo” lo harán y el “cómo” lo harán (Stgo.  4:13-16) éstos últimos no han aprendido sus limitaciones.

Ante la inminente amenaza de Asiria (701 A.C.), el profeta Isaías advirtió a Judá para que no confiaran su seguridad en el poder de Egipto, sino en “el Santo de Israel”, Jehová Dios de los ejércitos  (Is. 31:1).
De esto aprendemos una lección importantísima, sólo Dios puede brindarnos la verdadera y perdurable paz para enfrentar el futuro (Is. 30:15; cf. Fil 4:6-7). De la mano de Dios, el afán del mañana Mat. 6:34) lo podremos enfrentar con confianza (Fil. 4:13).

Construyamos una mayor confianza en la providencia de Dios en nuestro futuro (Prov. 3:5-6;  Mat. 6:33).
La fe viene por oír la palabra de Dios (Rom. 10:17; Hech. 15:7), pero sin fe es imposible agradar a Dios (Heb. 11:6) porque la fe involucra “certeza” y “convicción” (Heb. 11:1).

"Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas" (Prov. 3:5-6)

Entradas populares de este blog

“He aquí, en maldad he sido formado, y en pecado me concibió mi madre” (Sal. 51:5)

¿Es pecado, y digno de disciplina, el casarse con un incrédulo?

Servir a Dios con limpia conciencia

Matrimonio e inconversos

La alegría y el privilegio de ser miembro de una iglesia local fiel

La distinción entre "evangelio" y "doctrina"

¿Cuándo Es Consumado el Matrimonio?

Dejar, renunciar y corregir el pecado público

Una iglesia ausente por vacaciones

RESOLUCIONES PARA ESTE NUEVO AÑO"COMIENCE, DETÉNGASE, MEJORE"