Confiando nuestro futuro a Dios


Por Josué Hernández

¿Cómo podemos manejar la incertidumbre del futuro en un mundo lleno de problemas? Algunos ponen su fe en el Gobierno, otros en el dinero y otros en la suerte, pero muchos ponen su esperanza en la supuesta capacidad de controlar el “qué” harán, el “cuándo” lo harán y el “cómo” lo harán (Stgo.  4:13-16) éstos últimos no han aprendido sus limitaciones.

Ante la inminente amenaza de Asiria (701 A.C.), el profeta Isaías advirtió a Judá para que no confiaran su seguridad en el poder de Egipto, sino en “el Santo de Israel”, Jehová Dios de los ejércitos  (Is. 31:1).
De esto aprendemos una lección importantísima, sólo Dios puede brindarnos la verdadera y perdurable paz para enfrentar el futuro (Is. 30:15; cf. Fil 4:6-7). De la mano de Dios, el afán del mañana Mat. 6:34) lo podremos enfrentar con confianza (Fil. 4:13).

Construyamos una mayor confianza en la providencia de Dios en nuestro futuro (Prov. 3:5-6;  Mat. 6:33).
La fe viene por oír la palabra de Dios (Rom. 10:17; Hech. 15:7), pero sin fe es imposible agradar a Dios (Heb. 11:6) porque la fe involucra “certeza” y “convicción” (Heb. 11:1).

"Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas" (Prov. 3:5-6)

Entradas populares de este blog

“He aquí, en maldad he sido formado, y en pecado me concibió mi madre” (Sal. 51:5)

Reacciones inadecuadas ante la pandemia del Covid-19

Servir a Dios con limpia conciencia

“Escrito está también”

Obstáculos al canto

Cómo ser un mejor estudiante de la Biblia

¿Cuándo Es Consumado el Matrimonio?

¿Hay reuniones de la iglesia local que sean “secundarias”?

El gran problema del analfabetismo bíblico

La colecta dominical y la pandemia