Matrimonio no registrado

 
Por Josué I. Hernández

 
“Están casados pero no han registrado su matrimonio... Su documento de identificación personal señala que son solteros…”
 

En la Biblia Dios especifica claramente que para la existencia del matrimonio, el hombre ha de dejar a su padre y a su madre para luego tomar (de una determinada familia) a una mujer, para unirse a ella en matrimonio, y así, de esta manera, ambos serán una sola carne (Mat. 19:5,6). Aquí tenemos los requisitos básicos para que un hombre y una mujer ingresen al matrimonio:
  • En primer lugar, hay un acuerdo para que suceda esto, hay un proceso que lleva a esto, y por lo tanto, hay consentimiento del cual varios están informados.
  • En segundo lugar, se dan los pasos que mueven a pactar públicamente el acuerdo solemne de vivir como marido y mujer, lo cual es una confirmación al consentimiento anterior.
  • En tercer lugar, se consuma el acuerdo, con lo cual comienza la convivencia del marido y su mujer.
El consentimiento es reconocido como el noviazgo, en el cual los novios consienten en entrar en el vínculo matrimonial en determinada fecha, lo cual es sabido a lo menos por los familiares y amigos (cf. Gen. 24:1-67; Rut 3:1-13; 4:7-12; Mat. 1:18). La confirmación es reconocida como el momento en el cual los novios hacen pacto público de que ingresarán en el vínculo matrimonial, el cual es un pacto solemne que Dios atestigua (cf. Prov. 2:17; Mal. 2:14). La confirmación es comúnmente celebrada con la memorable fiesta de bodas (cf. 25:1-13; Jn. 2:1,2), luego de la cual, los recién casados comienzan a vivir como marido y mujer, son esposos, están casados, y son conocidos como tales.
 
Cuando un hombre y una mujer entran en el vínculo matrimonial, querrán que todos sepan que están casados (Gen. 19:9). Dios les ha unido en matrimonio (cf. Mat. 19:6; Rom. 7:2; 1 Cor. 7:10), y no querrían figurar como solteros, porque no lo están. No querrían mentir de semejante manera (cf. Gen. 12:13; 20:2; 26:7), viviendo una suerte de engaño al estar casados pero figurar como solteros.
 
Alguno podría conducir su motocicleta sin licencia, pero esto es ilegal, porque la ley de tránsito lo prohíbe (Rom. 13:1,2; Tito 3:1; 1 Ped. 2:16). Algunos podrían vivir en matrimonio sin registrarlo, pero este desorden es un engaño cuando el gobierno los tiene como ciudadanos solteros. Aunque el gobierno no une en matrimonio, sí lo registra, y siempre queremos que se registre la verdad de nuestra situación civil.
 
En El Salvador el documento de identidad (DUI, documento único de identidad) indica la situación civil de manera patente. Usted no querría engañar con un documento que miente sobre su situación civil.